Servicios Psicológicos

Mi Objetivo es crear un entorno cómodo y seguro donde trabajemos juntos para lograr sus objetivos

Pilar Cabañero

Psicologa General Sanitaria

Dedicada a la psicología clínica desde hace más de 18 años puedo decir que esta es mi vocación y una fuente de conocimiento inagotable para entender la vida y crecer. Puedo acreditar mi formación avanzada en materia de familia, pareja y enfermedad mental.
Continuó vinculada a grupos de supervisión y aprendizaje profesional, además de colaborar en iniciativas diversas como colegiada. Disfruto descubriendo la riqueza de la persona que hay detrás de un problema. Cambiar el punto de mira abrirá nuevas posibilidades para reconectarte y avanzar juntos.

img

Cómo puedo ayudarte

Mi objetivo es crear un entorno cómodo y seguro donde trabajemos juntos para lograr sus objetivos
Psicoterapia

Psicoterapia

Desde la relación terapéutica podemos construir juntos un diálogo que lleve al cambio y al equilibrio

Intervención Familiar

Intervención Familiar

Si el entorno familiar ha dejado de ser un espacio seguro e incondicional en el que convivir o avanzar, es el momento de hablar.

Terapia de pareja

Terapia de pareja

¿Estando juntos os sentís solos? La ayuda profesional puede fortalecer la conexión entre vosotros y las posibilidades de volveros a encontrar.

Acompañamiento  Duelo

Acompañamiento Duelo

Con ayuda especializada podrás hacer un proceso de despedida y cambio respetuoso contigo mismo, con tu pasado y también con tu futuro. A tu ritmo...

Apoyo ante la Infertilidad

Apoyo ante la Infertilidad

Quizás es de los retos mas desafiantes que os habéis planteado. Cuidaros física pero también emocionalmente es una decision que os va a fortalecer...

Consulta Online

Consulta Online

El asesoramiento terapéutico online puede adaptarse mejor a tu estilo de vida. Depende de nosotros resolver tus dificultades y además...

Testimonios

HUELLAS COMPARTIDAS

PILAR CABAÑERO, lo pongo con mayúsculas porque te corresponde y además, puedo decir que tu nombre no es casualidad. Has sido y sigues siendo un “Pilar que me ayudó a construir un modo de vida”.
En su día, tuve una gran suerte cuando una amistad me recomendó acudir a tu consulta, y desde luego hoy puedo decir que siempre recomendaría, porque encontrará no solo al profesional de psicología, sino además, lo más importante, a la persona que comprende y ayuda de verdad.
Necesitaba que me oyeran y escucharan mis problemas y tú supiste escuchar mis historias, incluso con tus silencios, probablemente por respeto. Tú ayudaste a corregir y ver mis errores, con consejos siempre acertados. Tú me encomendaste “tareas y compromisos a realizar” que han dado y siguen dando resultados.
Conservo anotaciones de todas las citas, con muchas y valiosas recomendaciones, que de vez en cuando las releo y aplico en el día a día. Deseo que disfrutes de tu profesión como comprobé en su día, y espero que otras personas que lo necesiten tengan la suerte de contar con tu buen hacer.

P. V.

En mi caso, me sentía superada por las dificultades para quedarme embarazada. Ese tema estaba conquistando todos los aspectos de mi vida y, en un momento dado, me vi bloqueada. En una clínica de fertilidad de mi ciudad incluían un servicio de ayuda terapéutica para sus clientes, cuya responsable era Pilar Cabañero. Contacté con ella de forma privada y fue todo un acierto.
Ella abordó el tema desde una perspectiva general y me ayudó a ver todo aquello que estaba frenando mi capacidad de crecimiento y maduración personal. Además, incluyó a mi pareja en la terapia y ambos salimos reforzados.
Durante la terapia, recuperé la alegría que siempre me había caracterizado, quité peso a las dificultades para ser madre y volví a disfrutar del día a día
La historia acaba bien porque al poco tiempo conseguimos el tan deseado embarazo. Pero ya fue un regalo para nosotros, no únicamente el motivo de estar juntos.

P. R.

Pilar no es psicóloga. Es diseñadora de trajes a medida. Practica aquello de que a cada persona/personaje, su traje. Parte del derecho que cada cual tiene a vestirse o no, y como le plazca. No le vale la moda globalizada, uniformada. Cada cual se merece su traje y ahí pone todo su empeño profesional pero también todo lo que ella es como persona en plena coherencia. Te preguntará por tus colores preferidos y te apoyará para que armonicen entre ellos. Te recordará el tacto y caída de los tejidos. Con ella tendrás la oportunidad de practicar el patronaje y el corte/confección. Te enseñara a medirte y a establecer tus límites. Conocer hasta donde puedes llegar. Valoraras cuánta y qué tela necesitas una vez que hayas decidido hasta donde destaparte. Incluso, aún a riesgo de resfriarte, puede que te incite a ir sin ropa si así lo decides. Te reencontraras con las tijeras y volverás a enhebrar la aguja, tantas veces como sean necesarias porque recordarás que el hilo es eterno.
Pilar no es psicóloga. Como tal me la presentaron hace cerca de 10 años, como psicóloga, pero no lo es. Coincidimos entonces profesionalmente en el acompañamiento a personas y familias en dificultades, presas bajo la sombra de la losa de la enfermedad mental. En el escenario de la salud mental, los roles como médico, paciente, familia, sociedad … estaban consolidados. Cada noche se repetía la misma danza, el drama de la vida, al correr el telón. Cada personaje portaba su traje con apresto. A cada traje, su máscara barnizada.
Coincidimos en que la figura del protagonista había sido usurpada. Los saberes médicos, los roles familiares y la anónima sociedad habían engullido al/la actor/actriz principal. En ocasiones, pedía rescate, recuperar el protagonismo y escenificar su realidad. Era una demanda lícita ya que sin él/ella, no había función.
Coincidimos en valorar y compartir que no había enfermedad mental sino ante todo y sobre todo, personas. La dimensión humana debía impregnar cualquier aproximación e intervención. ¡No en su nombre y no sin ellas!
Pilar es capaz de descender a los actos de la vida diaria aquello del empoderamiento. Otros vientos que soplaban en esa misma ruta, anunciaban la movilización directa de las personas con trastorno mental. Se expresaban en primera persona y de forma colectiva.
La necesidad de reparar, en devolver la dignidad, significando a las personas es su estandarte. Un diagnóstico de trastorno mental no podía equivaler a dejar de ser persona, y a cada cual acompañó a escoger su traje como primer paso para luego poder influir en el escenario, la trama e incluso la réplica de los demás actores.
Desde la escucha atenta y la palabra, Pilar provoca tu participación y reinicia la responsabilidad que cada cual tenemos hacia nuestro proyecto vital. Moldea la queja y el malestar en oportunidades hacia el cambio, y donde había un descosido acabas plantando una puntilla con tus manos.
Desde la confianza teje vidas libres para personas libres.
¡Gracias Pilar por no ser psicóloga, por permanecer!

M. P.

Yo acudí a Pilar por un caso de mobbing o acoso laboral. Llevaba más de 12 años trabajando en la empresa, enamorada de mi trabajo y siempre bien vista y valorada.
No sé en qué momento, (muchas veces traté de ponerle fecha, pero no lo logré) empezó mi superior y esa gente de la que saben rodearse, a controlarme de una manera inusual y exagerada, exigirme responsabilidades que no eran propias de mi puesto, a decirme que hacía mal mis tareas... haciéndome creer que me estaban ayudando para tratar de que mejorara.
Os podría contar muchos ejemplos.
Yo, al principio, quería creer que era verdad lo que me decían, pero mi cuerpo reaccionaba cada vez con más miedo. Dejé de comer, de dormir y acudía al trabajo con tanto miedo que en el coche pensaba “no me importaría tener un accidente no muy grave, así no tendría que enfrentarme a otro día de trabajo” ... cuando estas “dentro” no te atreves a dar un puñetazo en la mesa y decir “me voy”. Estas muy débil psicológicamente. Te han mermado tanto que al final hasta te llegas a creer que realmente eres mala en tu trabajo.
Si físicamente estaba mal, mentalmente estaba derrotada… y en enero me puse en contacto con un abogado y con Pilar. Nunca había acudido a una psicóloga, pero creo que hay momentos en la vida en que les necesitamos. Ellos son los profesionales y los que realmente saben cómo ayudarnos.
No os voy a decir que fue fácil, pero con una buena ayuda profesional se facilita ese proceso.
Al principio es extraño contar estos temas a una desconocida, pero cada vez más, deseaba ir a donde ella y contarle cómo me sentía y que me diera las siguientes pautas para avanzar.
Actualmente, estoy trabajando en otra empresa y por supuesto que no olvidaré este episodio de mi vida, pero lo superé y pasé página.”
“Hola Pilar! Me siento en la necesidad de decirte una cosa. Te acuerdas que te decía muchas veces que me gustaría saber dónde estaría dentro de un año? Que me gustaría ir a la cama y despertarme un año después… Empecé contigo, justo ahora un año, era enero. Pues Pilar, hace tiempo que vuelvo a ser yo. Sonrío y río mucho, tengo ilusión, y hasta hago tonterías de vez en cuando. Me gusta verme tan alegre en las distintas facetas de mi vida. Por supuesto, no olvidaré lo que pasé, pero cada vez me acuerdo menos de ello. La rabia que tuve hacia ellos, se ha convertido en indiferencia, y pienso que son unos pobres desgraciados. Si tratas un caso como el mío, léeles este WhatsApp, diles que es un duro y largo trago, pero una etapa más en la vida, que con ganas y medios se supera y se deja atrás.
Vivo tranquila, duermo bien y tengo apetito, como antes de todo lo que me hicieron. Quería decírtelo. Un beso enorme desde estas frías tierras

A. O.

De mi puño y letra

Como cuidar cuando las rabietas asustan
Como cuidar cuando las rabietas asustan

Una de las inquietudes que llegan al espacio de consulta es la preocupación por atajar las reacciones...

Leer artículo
Camina y AEA: Sinergias profesionales
Camina y AEA: Sinergias profesionales

Arranca el 2019 estamos en plazo para abrir líneas de cooperación con otras entidades en Almería. La...

Leer artículo
Con los brazos vacíos, el corazón sigue latiendo.
Con los brazos vacíos, el corazón sigue latiendo.

La vida impone sus tiempos y sus maneras. Su principio y su fin nos dejan paralizados y nos someten a...

Leer artículo

Solicite una cita ahora.

SOLICITE UNA CITA CON NUESTRO FORMULARIO EN LÍNEA

Teléfono: 630.55.49.55
Rambla Obispo Orberá 26, Entresuelo 1
04001 Almería, España